Los que ministramos en  “Casa de la Presencia de Dios”, sabemos  de la soledad, las crisis, las dudas, las lagrimas que son parte del ministerio y que se sufren en secreto y en silencio.
Pastor, te apoyamos, escríbenos, te responderemos en breve.

¡NO ESTAS SOLO!

Pastor, Escríbenos