Apóyanos con un donativo.

“Porque no ofreceré a Jehová mi Dios sacrificios que no me cuesten nada.”

— 2 Samuel 24:24

Acerca de los Donativos y Ofrendas:

Diezmar y ofrendar son actos de adoración a Dios, en los que ocurren grandes cosas. Al cumplir con estos principios, revelas tu corazón, y te pones en posición para recibir las bendiciones correspondientes a tu obediencia en estas áreas.
La razón principal de diezmar y ofrendar no es darle dinero a los Ministerios para que continúen funcionando; ese es el resultado. Cuando pensamos que esta es la razón principal, perdemos de vista lo que Dios quiere hacer en la vida de la persona que está diezmando.
Si crees que la razón de ser de tus diezmos y ofrendas es que el Ministerio continúe, al realizarse la continuidad del Ministerio, se acabarían los beneficios de estos principios en tu vida.

La razón principal de que tú diezmes y ofrendes es que participes activamente del ciclo de bendiciones divinas que Dios ha establecido para la vida de un creyente. Y cuando adoptas esta consciencia, tu vida cambia.

Transferencia Bancaria:

BBVA Bancomer
Martha Beatriz Valdiviezo Sandoval
Número de cuenta: 0152090317
CLABE interbancaria:  012470001520903178

Te compartimos nuestros testimonios de fé.

  • Ariel Muñoz

    ENCONTRÉ EN DIOS
    LA PAZ PARA MI
    MENTE Y CORAZÓN.

    "Acudí con mi familia a buscar la ayuda, consuelo y dirección que necesitábamos para encontrar la armonía en nuestro hogar. Ahora somos más unidos y prósperos con la bendición De Dios."
  • Ana Araceli Cervantes Tapia

    GRACIAS DIOS, PORQUE DESDE QUE LLEGUÉ A LA IGLESIA HAS VIVIFICADO MI VIDA.

    "He vuelto a nacer con mi bautismo, ahora traigo a mi hija para que lo conozca y reciba sus bendiciones."
  • Casa de la Presencia De DiosLupita Prado

    HACE 23 AÑOS EL SEÑOR TRANSFORMÓ MI VIDA TENIENDO UN VERDADERO ENCUENTRO CON ÉL.

    "Con Cristo soltándome totalmente del mundo y agarrando con todo de él."
  • Juana Castro R.

    HACE CUATRO AÑOS DIOS ME LIBRÓ DE LA MUERTE Y GRACIAS A ÉL SOMOS UNA GRAN FAMILIA EN CRISTO JESÚS.

    "Llegué a esta Casa de Oración, encontré a Dios y él me permitió formar una familia nueva."
  • Rosa María Navarrete

    A NUESTRO SEÑOR LE DOY LA GLORIA POR LA SALVACIÓN DE MI ALMA.

    "Mi crecimiento espiritual fue a través de como lo he ido conociendo."
  • Rosario Estrada Tapia

    DIOS ME PERDONÓ; ME DIÓ LA PAZ Y EL GOZO QUE BUSCABA EN OTRAS COSAS.

    "Siempre ha contestado en mis oraciones y sé que no me abandonará nunca."
  • María de la Luz Aguilera

    ESTOY SEGURA QUE EL CONOCER SU PALABRA FUE LO MÁS MARAVILLOSO QUE ME HA SUCEDIDO EN LA VIDA.

    "Gracias a Dios y a mis hermanos en Cristo por esta oportunidad."

¡Apóyanos con la compra de un producto!