about_small_1

Sobre la Biblia, Dios, el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo.

  • La Biblia es la Palabra de Dios, infalible e inerrable y es la autoridad legítima en nuestro camino hacia Dios, fue escrita por el hombre bajo inspiración del Espíritu Santo. (2 Tim. 3:15-17, 2ª Pedro 1:20-21, Salmo 19:7)
  • Dios. Creemos en un solo Dios, Santo y Eterno, en tres personas: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo,   (Gen 1:26; Sal. 110:1; Mt. 3:16-17; Jn. 14:26; 2 Cor. 13:14)
  • Padre: Es la cabeza de la trinidad. Es la fuente de la creación, providencia y redención y es Espíritu. (Rom. 15:6)
  • Hijo: Jesucristo es el mediador de la creación, providencia y redención. Es Dios hecho carne que nació de una virgen, habitó entre los hombres y murió y resucitó por nuestros pecados y ahora está sentado a la diestra del Padre como mediador nuestro. Es completamente Dios y completamente hombre. (Mt. 1:20-25; Fil. 2:5-8; 1 Tim. 2:5; Ap. 5:1-9)
  • Espíritu Santo: Es el perfeccionador, el que termina y aplica la obra divina en la creación, providencia y redención. Ejecuta la voluntad del Padre y glorifica al Hijo. Es la persona de Dios que habita entre nosotros, da poder, guianza y consuelo a nuestras vidas y sustenta toda la creación. (1 Cor. 2:10-12; Hechos 1:8; Rom. 8:9-15; 1 Cor. 3:16; Sal. 104:30)

Respecto al Hombre, la Salvación, el Bautismo del Espíritu Santo y el Matrimonio (Familia).

  • Sobre el Hombre. Creemos que el hombre fue creado por Dios, a Su imagen y semejanza, cuyo propósito principal del hombre es glorificar a Dios y gozar de Él para siempre. Que en Adán la raza humana pecó y fue destituida de la gloria de Dios; que nace con una naturaleza pecaminosa, incapaz de ser justo y que sin Jesús está perdido y destinado a una eternidad sin Dios. (Gen. 1:27; Salmo 139:14-16; Rom. 3:10,23; Ef. 2:1-6, Gen. 1:27)
  • Sobre la Salvación. Creemos en la salvación del hombre pecador únicamente por medio de la fe en la obra redentora de Cristo Jesús. Una salvación por gracia y no por obras. Para lo cual es absolutamente esencial la regeneración hecha por el Espíritu Santo. (He. 9:22; Judas 24,25, Tito 3:5, Jn. 5:28,29; Ap. 20:15).
  • Sobre el Bautismo del Espíritu Santo. Creemos en el Bautismo del Espíritu Santo como en el día de Pentecostés, siempre derramándose sobre la Iglesia, y que sin él es imposible dar fruto espiritual de la vida Cristiana. El Espíritu Santo capacita y equipa a la iglesia con dones para edificar la fe del creyente, y que nos capacita para cumplir la Evangelización de todos los tiempos. (Hechos. 2:4; 10:46, 19:6; Efesios 4:11; 1ª Co. 12: 8-11; Gál. 5:22,23)
  • Sobre el Matrimonio (Familia). Creemos que el matrimonio es la unión de un hombre y una mujer en mutuo convenio para toda la vida, y es una institución sagrada establecida por Dios (Mat. 19:4-6)

about_small_2

about_small_3

Respecto a la Profecía, la Sanidad, la Iglesia, la Guerra Espiritual y los Tiempos Finales.

  • Profecía: Creemos y vivimos en la dimensión profética de la Iglesia. Dios habló en el pasado a través de los profetas y aún habla actualmente a la Iglesia a través de ellos, para guiarnos y llevarnos a la mayor Revelación de sus estrategias a favor de una Iglesia vencedora u reinante y de un reino de tinieblas derrotado. Ap. 2:7, Ef. 4:11
  • Sanidad. Creemos que Dios ha provisto sanidad física, emocional y mental, la cual es obtenida sobre las bases de la expiación de Cristo y que hoy podemos experimentar sanidad. ( Isaías 53:5, 1 Pe. 2:24; Mateo 8:17).
  • Iglesia. Formada de todos los que han recibido a Cristo Jesús en su corazón como su Señor y salvador. Y que el Señor conoce a los que son suyos sin importar la denominación religiosa. (Ro. 10:9-10; Jn. 1:11-12)
  • Guerra Espiritual. Creemos en la existencia de un mundo espiritual invisible que es igual de real que el mundo material (Colosenses 1:16).
    Existe el Demonio, y el infierno, y Satanás actúa en la tierra y en el cielo espiritual, y controla y pierde a todos los que no están en correcta relación con Cristo Jesús. Los demonios son mensajeros de Satanás, y Jesús nos dio autoridad para echarlos fuera de vidas, ambientes, y territorios. Mt. 12:27-28, Lucas 10:17, Hechos 16:16-18
  • Tiempos Finales. Creemos en el arrebatamiento de la Iglesia previo a la segunda venida de Cristo, personal, física y visible en poder y gran gloria. Y en su presencia y dominio eterno (Hch. 1:11; Ap. 1:7; Dn. 7:14).