Salmo 133 

!!Mirad cuán bueno y cuán delicioso es
Habitar los hermanos juntos en armonía!

Es como el buen óleo sobre la cabeza,
El cual desciende sobre la barba,
La barba de Aarón,
Y baja hasta el borde de sus vestiduras;

Como el rocío de Hermón,
Que desciende sobre los montes de Sion;
Porque allí envía Jehová bendición,
Y vida eterna.

Son esos momentos los que satisfacen la necesidad de aceptación. Es esa providencia de hermanos en la fe, la Dios nos otorga para ser y hacer, de acuerdo a sus planes y voluntad.

Es este instante, donde el Philos se queda al nivel terrenal y experimentamos el agape.

Son estos momentos los que hacen que demos el corazón unos a otros y recibamos el del prójimo con el mismo amor que motivo a Cristo para darnos salvación: El agape.

Esta fue nuestra comida navideña en Casa de la Presencia de Dios.

Ven, te invitamos.

Follow us: