“Y vosotros estáis completos en Él” (Colosenses 2:10).

 

La Palabra nos enseña en el pasaje de Colosenses 2:6-10 que hay tres niveles de nuestra relación con Cristo. Si vamos a presentar a cada creyente completo en Cristo (Colosenses 1:28), nuestra formación cristiana debe reconocer el siguiente orden.

 

El primer nivel asegura que nuestra identidad se arraigue firmemente en El, lo cual abarca:

• guiar a las personas hacia Cristo, dirigiéndolas a su seguridad bíblica de salvación:
• guiarlas al verdadero conocimiento de Dios y de su identidad en Cristo:
• ayudarlas a entender cómo siguen jugando a ser Dios o rebelándose contra la autoridad de Dios:
• quebrar sus defensas contra el rechazo, aceptándolas y afirmándolas.

 

El segundo nivel trata la madurez en Cristo que Pablo refiere como «sobreedificados en él». Este nivel de formación consiste en aceptar la meta de la santificación y de crecer en la semejanza de Cristo que Dios tiene para uno, lo cual abarca:

• ayudar a las personas a que caminen por fe según el Espíritu;
• ayudarlas a salirse de la montaña rusa emocional, enseñándoles a enfocar sus pensamientos en Dios en lugar de mirar sus circunstancias:
• animarlas a que desarrollen el dominio propio:
• desafiarlas a resolver sus problemas personales perdonando y pidiendo perdón.

 

El tercer nivel trata el tema de nuestro caminar diario en Cristo, lo cual es posible cuando nuestra identidad y madurez están en Cristo.
Este tercer nivel de formación cristiana consiste en ayudar a que los creyentes a llevar vidas responsables en Cristo en sus hogares, trabajos y sociedades. El camino cristiano efectivo abarca el ejercicio apropiado de los dones espirituales, de los talentos y del intelecto para servir al prójimo y ser un testigo positivo al mundo.

Como leemos, tenemos mucho trabajo. Es mas, este proceso no termina. Dios trabajara con nosotros. Lo ha hecho desde que rendimos el corazón a El, y lo seguirá haciendo hasta que nos llame a su Presencia o venga por nosotros.

Dios es el Constructor de nuestra vida. Dejemos que el trabaje en plenitud para que estemos completos en El.

Follow us: