Leí hace mucho un cuento. “El Libemor”. Me parece idóneo en la formación de nuestros pequeños. Aunque esta marcado como niños, es para ellos cuando nosotros los padres, trabajamos.   Viajaba yo en un tren y veía absorto cómo en el sillón de enfrente una señora jugaba con su hijo de mas o menos dos…

Follow us: